22 mar. 2014

Mecanoscrit del segon origen de Manuel de Pedrolo

Portada de Mecanoscrit del segon origen de Manuel de Pedrolo
autor: Manuel de Pedrolo
género: distopía posapocalíptica

cinco estrellas

Manuel de Pedrolo (1918-1990) ironiza en el epílogo ficticio de su obra más conocida sobre la futilidad y la poca trascendencia de las denominadas novelas de ciencia-ficción. La palabra género en su sentido más peyorativo se ha aplicado repetidamente en la literatura cuando esta ha tratado temas de fantasía y de ficción futurista, siendo consideradas estas como obras menores. Lo cierto es que la pérdida reciente de los grandes estandartes de la ciencia-ficción (nombres como Clarke, Matheson, Pohl, Bradbury,...) ha dejado huérfano a este género de sus autores más célebres. Será una labor ardua la que deberán afrontar los nuevos escritores para volver a dotar a la literatura sci-fi del esplendor del que gozó en su época dorada a mediados del siglo pasado, aunque comienza a vislumbrarse un relevo generacional más que interesante.

Curiosamente no faltan en nuestro país escritores jóvenes dispuestos a glorificar este género. Se trata de una generación que le debe mucho a Manuel de Pedrolo y a su magnífica Mecanoscrit del segon origen. Publicada en 1974 gozó de una gran acogida inmediata y pronto se la tildó de novela juvenil, hecho que restó mérito a una obra audaz y controvertida. Escrita originalmente en catalán y en un panorama literario en el que la ciencia-ficción era una auténtica desconocida, nos encontramos ante una obra visionaria que se ha convertido en clásico por méritos propios. No en vano se han hecho múltiples reediciones, una interesante reinterpretación como novela gráfica a cargo de Isidre Monés y cuenta también con una adaptación para televisión realizada en 1985; incluso Bigas Luna estuvo pensando antes de fallecer en una adaptación del texto al formato del largometraje, proyecto que por suerte no se ha perdido y que parece se llevará a cabo durante este año.

Sinopsis:

Partiendo de una idea recurrente en el ideario futurista como es el de la práctica extinción de la humanidad tras una hecatombe, la novela nos sumerge de forma ágil y directa en la vida de Alba y Dídac, dos adolescentes que sobreviven a un extraño incidente y que de repente se encuentran con que podrían ser los últimos seres humanos vivos. A partir de ahí se desarrolla una buena trama donde un narrador omnisciente detalla en forma de manuscrito los esfuerzos de ambos muchachos por adaptarse a la cruda y solitaria realidad. Del desenlace poco se puede contar, solo que asistiremos con el paso de unos pocos años a la maduración a marchas forzadas de la pareja protagonista. Si bien sobre el conjunto de la obra prima una visión realista no faltan breves destellos de fantasía y ficción, que son los que otorgan a la novela su pátina universal y atemporal. La lectura en el catalán original puede resultar hoy en día algo complicada por su vocabulario, pero sin duda es muy enriquecedora en matices y aporta un carácter especial al libro.

Opinión:

Pseudogénero altamente prodigado en el cine, donde parece que la ciencia-ficción tiene mayor aceptación que en la literatura, la temática posapocalíptica acaba siendo recurrente en el uso de giros argumentales y de situaciones efectivistas. Con estos elementos se busca mantener un pulso narrativo que de otra forma podría estar mermado dada la escasez de personajes o de subtramas que suelen acompañar a estas historias. Pero igual que el celuloide hay ejemplos que huyen de estos artificios (como la injustamente desconocida The Quiet Earth o la brillante adaptación de The Road de Cormac McCarthy) Pedrolo sigue esta misma senda y tira de relaciones humanas y de sensatez para combatir un holocausto de esta magnitud.

El autor se centra aquí en los detalles de la vida diaria de los protagonistas: así pues recorre los parajes cercanos a Barcelona relatando de forma concisa y con buen ritmo las peripecias de los dos chicos para intentar sobrevivir y asegurarse el sustento más básico en un mundo que ha cambiado tanto que apenas reconocen. Posteriormente vendrán las dudas existenciales y las paradojas morales, a las que también deberán enfrentarse tras esta segunda oportunidad para la humanidad. El libro está lleno de bellos pasajes en los que la naturaleza invade los escenarios cotidianos que han quedado desiertos. Son estos momentos de calma y de cálida intimidad los que enaltecen una obra cargada de positivismo y de esperanza.

Nos encontramos ante un clásico menospreciado por el hecho de ser cercano, ante un libro que debería ser lectura obligatoria en las escuelas para fomentar el amor por la literatura y para descubrir que las buenas historias están llenas de grandes sentimientos. Su lectura amena y sin entresijos nos ayuda a empatizar con unos niños que, de forma involuntaria, se han erigido en héroes de la humanidad. Para aquellos que sean más quisquillosos decir que tras el epílogo final se aporta algo de luz al conjunto de la obra en base a los hechos fantásticos que en ella tienen lugar. Sin duda estamos ante un clásico incontestable que, no por haber sido escrito en nuestro país, es una obra menor sino que se encuentra entre los más grandes relatos escritos jamás sobre el resurgir de la raza humana.

Ficha:

"Mecanoscrit del segon origen" - Manuel de Pedrolo

No hay comentarios:

Publicar un comentario