15 mar. 2015

La casa en el límite de W.H. Hodgson

autor: William Hope Hodgson
edición: Abraxas (2004)


Hoy en día estamos rodeados de libros que narran las vidas de sujetos reales. Son numerosos los individuos (políticos, deportistas, personajes de la farándula) que se han sumado a la moda de publicar en vida su biografía, incluso siendo relativamente jóvenes o sin haber hecho nada de veras reseñable a lo largo de su existencia. O no lo suficiente si lo comparamos con las vivencias de otros personajes que vivieron hace más de un siglo como por ejemplo William Hope Hodgson, quien a los trece años abandonó sus estudios para enrolarse como grumete en la marina mercante para ver mundo. Hodgson viajó durante ocho años a lo largo y ancho del globo, dando durante ese periplo tres vueltas al mundo. Sus vivencias le sirvieron para escribir sus célebres relatos marinos, pero este autor británico visita hoy Otranto con otra novela quizás no tan conocida: "The House on the Borderland".

Coetáneo de Lord Dunsany y referente ineludible para Howard Phillips Lovecraft es junto con Arthur Machen (y con los citados anteriormente) uno de los puntales de la novela fantástca moderna. A él le debemos la senda literaria que después recorrería el genio de Providence, lo que se suele denominar comúnmente como 'horror cósmico'.

Sinopsis:

Dos amigos, Tonnison y Berreggnog, se dirigen a una remota zona de Irlanda para disfrutar de unos días de relax y de pesca. Acampados en plena naturaleza pasan los días reconociendo los alrededores y buscando zonas de abundante pesca. Un día mientras siguen el curso del río observan que este desaparece de forma misteriosa bajo tierra. Intentando averiguar dónde retoma su curso llegan hasta un tupido bosque que franquea las ruinas de una antigua mansión. Paseando entre sus escombros hallan un extraño libro que parece esconder algún secreto. Cuando deciden abandonar el lugar de forma precipitada convencidos de que algo siniestro habita en ese viejo lugar no dudan en llevarse consigo dicho tomo para hojearlo más tarde.

Una vez inmersos en las páginas del libro descubren que se trata de un diario: narra las desventuras de un hombre que vive en un vetusto caserón junto con un perro y con su hermana. No les resultará complejo a los dos amigos deducir que las ruinas en las que encontraron el manuscrito se corresponden con las de la casa que aparece en el mismo. El edificio estuvo durante largo tiempo deshabitado, más de ochenta años según un cálculo aproximado, antes de que el autor del diario se trasladase a vivir al mismo. El lugar mantiene una aura maldita pues hay quien dice que la casa la construyó el mismo diablo en persona, motivo por el que son pocos los valientes que se acercan a esos parajes y aún menos los que se atreven a pasar la noche bajo su techo.

A partir de ahí seremos testigos del prodigioso viaje que hace el narrador (llamado 'el recluso') hasta una lejana planicie rojiza con una réplica de la casa en la que él vive. Este inhóspito lugar está muy lejos, más allá del sistema solar, en un punto indeterminado del universo donde reina un sol con forma de anillo flamígero cuyo centro es negro. Bordeando la planicie se eleva un circo montañoso colosal desde el cual ancestrales y grotescas deidades observan los avances del protagonista. De vuelta a casa un paseo más allá del frondoso jardín le permitirá descubrir un profundo foso por el que circula una pequeña corriente de agua. Hallará ocultos entre la espesura a unos misteriosos seres bípedos con facciones porcinas que se atreverán a merodear su casa e incluso a atemorizar a sus habitantes. Este será tan solo el inicio de un extraño y alucinante viaje de trashumancia a través del tiempo y del cosmos en el que intentaremos comprender qué lugar ocupa cada ser en la creación.

'Y aún así, lo pertinaz de la curiosidad humana es tal,
que al fin mi principal deseo fue descubrir qué había
más allá de la tenebrosa entrada.'

Opinión:

Narrar una historia en base a un manuscrito encontrado ha sido un recurso muy utilizado por los escritores de fantasía y terror en pos de dar verosimilitud (y sobretodo veracidad) a los hechos relatados. En este caso tenemos el misterioso libro que los dos amigos encuentran en una excursión entre sus apacibles jornadas de pesca. Hodgson utiliza el texto como si de un diario se tratase, pudiendo así alternar las peripecias del 'recluso' mientras habita tan funesta mansión. Ello da lugar a una serie de relatos fantasiosos repletos de gran imaginería pero algo inconexos entre ellos. La falta de un hilo argumental y el estilo algo recargado (algo que ya criticó en su momento Lovecraft) hacen de esta lectura una labor algo tediosa.

El lector avezado en el género quizás sepa encontrar aspectos atrayentes en su trama, pero reconozco que no es una lectura fácil ni apta para todos los públicos. Tal y como pasaba con "The purple cloud" se trata de un texto cuyo interés tiende más a lo académico que no al entretenimiento. Es decir, son claras las referencias que servirán para fomentar las bases de la tan conocida mitología de Cthulhu (los terrores arcanos, las deidades sanguinarias,...) pero son pocos los momentos de respiro y disfrute que la trama permite al lector. Quizás la escena del ataque a la casa rememore los asaltos nocturnos de "La piel fría" de Sánchez Piñol, pero es fácil perderse entre tanto viaje incorpóreo a través de los eones y del espacio sideral.

La semilla que planta "La casa en el límite" (traducida en otras ediciones como "La casa en el confín del mundo") es la que permitirá abandonar el terror gótico y victoriano (los fantasmas con cadenas, las puertas que chirrían,...) por horrores surgidos de lo más profundo de los tiempos y también de nuestra mente. Nótese el uso del vocablo horror y no terror por tratarse de sentimientos muy intensos provocados por algo terrible de lo que no se tiene conocimiento alguno. En cierta manera con Hodgson el terror se hace más adulto, más visceral y también más psicótico, abandonando terrenos más pueriles que eran los comunes en sus predecesores y abonando el terreno para mentes como Lovecraft y otros autores venideros. Si obviamos el estilo y los recursos literarios típicos de la época en que fue escrita es fácil ver en esta obra un punto de inflexión en la novela fantástica y de terror tal y como la conocemos hoy en día, un elemento clave necesario para la evolución del género hacia algo más adulto y también más aterrador.

Ficha:

"La casa en el límite" - William Hope Hodgson
Ediciones Abraxas (978-84-96196-32-1)
214 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario