13 jun. 2015

La Tierra larga de Terry Pratchett y Stephen Baxter

Portada de La Tierra Larga de Terry Pratchett y Stephen Baxter
autor: Terry Pratchett y Stephen Baxter
edición: Fantascy (2014)

tres estrellas

Hará unas semanas recibimos la triste noticia del fallecimiento de Terry Pratchett, personaje icónico y autor fundamental para entender la fantasía desde su vertiente más canalla y divertida. A partir de ese momento la red se llenó con sentidos homenajes de infinidad de lectores que se sintieron huérfanos sabiendo que no podrían disfrutar de nuevas historias de su fascinante mundo. Yo no me incluyo entre ellos pues nunca fui muy afín a su estilo y, si bien es cierto que he disfrutado de algunos fragmentos concretos de sus obras, no he sido capaz de leer ninguno de sus libros enteros. Pero dada la solemnidad del momento nada más conocer su muerte me propuse realizar mi acto de consideración particular y decidí comprar una de sus obras. Motivado por el interés en la ciencia-ficción me incliné por “The Long Earth”, una obra escrita a cuatro manos junto con Stephen Baxter que se aleja bastante de los cánones de sus obras más aplaudidas pero que se ha revelado como un excelente producto de entretenimiento.

Sinopsis:

La aparición en Internet de los planos de un curioso y simple artefacto que cualquiera puede fabricar en su casa da lugar a un fenómeno que será conocido mundialmente como el Día del cruce. La idea básica es que vivimos en una realidad en la que no existe solo un planeta Tierra, sino un montón de ellos, puestos uno junto al otro en sucesión formando una especie de hilera que parece no tener fin. Mediante estos artefactos caseros (las cruzadoras) todos los habitantes de la Tierra actual (llamada Datum para distinguirla del resto de sus hermanas) pueden viajar a los mundos paralelos que existen al Este y al Oeste de la misma, separadas tan solo por un clic del conmutador de las cruzadoras.

Los cruces están regidos por unas normas que obligan a que el salto se haga a la misma ubicación (latitud y longitud) que el punto original del Datum desde el que se salta. Además se ha verificado la imposibilidad de trasladar componentes u objetos de hierro a través de los mundos, pero en cambio sí se puede viajar con otros múltiples objetos que llevemos encima en el momento de apretar el interruptor. Con cada salto descubriremos diferentes variantes evolutivas de la Tierra con el común denominador de que la naturaleza ha explotado con total libertad pues no existe civilización humana alguna para acabar con ella. Los nuevos mundos generarán una especie de segunda fiebre del oro, una loca carrera por colonizar y conquistar nuevos espacios que supondrán auténticos quebraderos de cabeza para los estados si quieren defender y delimitar sus territorios en los universos paralelos. Pero algunos de ellos, los llamados planetas bromistas, han sufrido alteraciones evolutivas tan enormes que en nada se parecen a Tierra Datum y lejos de posser abundancia de bucólicos paisajes esconden peligros y trampas mortales.

Joshua Valienté (un personaje que se hizo famoso en el Día del cruce) y Lobsang (la reencarnación en bits y bytes de un mecánico tibetano) se embarcan en el zeppelin Mark Twain con la intención saltar entre mundos e investigar los secretos de la denominada Tierra larga. ¿Cuántas Tierras hay? ¿Su número es finito? ¿Existe vida inteligente en alguna de ellas? Financiados por una gran corporación que también busca su propio beneficio seremos cómplices de sus aventuras y progresos en los cientos y miles de mundos inhóspitos que les quedan por descubrir.

'Mi madre era lectora, y me leía a Tolkien, a Larry Niven, a E. Nesbit
y más o menos todo lo demás. Me educaron en casa, ni que decir tiene.
¡Y crecí con mi propia Narnia!
La verdad es que desde el Día del Cruce me cabrea bastante
tener que compartir mi lugar secreto con el resto del mundo.'

Opinión:

Se trata de un libro de ciencia-ficción muy entretenido y bien construido. Lo mejor de esta historia son las hipótesis que plantean estas tierras ficticias (una nueva fiebre del oro similar a la del viejo Oeste, la nueva economía basada en la cadena de favores y en el trueque, el resurgimiento de los libros y de cualquier actividad manual,…), así como los cambios que ocasionan en el Datum (emigración masiva, alteración de la economía, radicalismos y creencias anti-cruce,…). La idea de partida es muy original y los autores saben explotarla con gran efectividad para tramar un planteamiento más que interesante.

Esta no es una novela 100% Pratchett; de hecho no se parece en nada. La ironía de Pratchett se vislumbra en el retrato algo cínico de la sociedad actual y en detalles como la fuente de energía de las cruzadoras (¡una patata!), pero Baxter pone el contrapunto con el tono pausado y los detalles científicos. El estilo de ambos se diluye pero acaba por formar una sorprendente amalgama que funciona muy bien. Además de los citados personajes y otros que orbitan a su alrededor descubriremos a individuos misteriosos (los cruzadores natos, los rusos, los trolls, los elfos,…) que generarán en nosotros cierta incertidumbre y que nos animarán a seguir leyendo sin pausa para descubrir sus misterios. En este aspecto los autores han sabido crear ese clima propicio mezcla de aventura, intriga y ciencia-ficción.

Esta novela bebe de múltiples influencias, tiene infinidad de posibilidades y de sorpresas, pero creo que hay que tomársela como un gran viaje. Y como tal hay que disfrutar del mismo, de la compañía y de los parajes que visitamos, sin preocuparnos por exceso en llegar a destino y por saber qué descubriremos allí. Porque vislumbrar el final del viaje puede suponer una cierta sensación de melancolía e incluso de nostalgia por lo vivido, así que más vale centrarse en el presente. La novela la cierra un ‘cliffhanger’ que muchos han aplaudido pero que a mi no me acabó de convencer, pero no por ello voy a dejar de recomendar esta buenísima novela si os gusta el género. Pasaréis un buen rato, de eso no hay duda, y de paso haremos nuestro pequeño homenaje a ese gran tipo que fue Terry Pratchett.

Ficha:

"La Tierra larga" - Terry Pratchett y Stephen Baxter
Fantascy (978-84-15831-11-2)
460 páginas

Otras reseñas:

Si mi reseña no te ha acabado de convencer o quieres tener otras opiniones sobre el libro no dudes en consultar estos blogs:


2 comentarios:

  1. Tiene buena pinta, aunque la idea principal (la existencia de múltiples Tierras), ya la desarrolló Clifford D. Simak en una excelente novela: Un anillo alrededor del Sol. Aún así la reseña me ha picado la curiosidad y la leeré. Un saludo y buen trabajo con el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      De Simak solo he leído Estación de tránsito y me gustó mucho, así que tomo nota de la novela que dices.

      Espero que La Tierra larga no te decepcione.

      Muchas gracias por comentar.

      @pancromatic

      Eliminar