3 jul. 2015

La llegenda del sant bevedor de Joseph Roth

Portada de La llegenda del sant bevedor de Joseph Roth
autor: Josep Roth
edición: El cercle de Viena (2008)

tres estrellas

“Die Legende vom heiligen Trinker” es una novelita de Joseph Roth publicada en a título póstumo en 1939. La acción sucede en apenas unos días y nos narra las desventuras de Andreas Kartak, un minero polaco caído en desgracia que subsiste bajo los puentes del Sena junto a otros seres invisibles para la sociedad. De la mendicidad pasará de golpe a disponer de una jugosa cantidad de dinero, algo que lo arrastrará a una vorágine de caos y redención perpetuos. El libro es breve y se lee de un tirón, ansiosos como estamos de descubrir qué será de este extraño y particular héroe anónimo.

Sinopsis:

Andreas Kartak vive desde hace tiempo bajo uno de los puentes que adornan París, mendigando y saliendo adelante como buenamente puede. Un día un hombre elegante y misterioso parece apiadarse de él y le entrega doscientos francos. Pero tanta gratitud tiene una condición: cuando Andreas esté en condiciones de retornar esta misma cantidad deberá dirigirse a la iglesia de Santa María de Batignolles y entregar el dinero a Santa Teresita de Lisieux.

Este simple gesto parece tener un efecto positivo en el karma del propio Andreas, pues enseguida la fortuna le sonríe y el dinero parece lloverle del cielo. Pero el vagabundo considera que tal acto no es una casualidad sino que se trata de una bendición, algo parecido a una especie de regalo de aniversario, así que decide ir a celebrarlo con una buena comida en un restaurante caro. Ese será el inicio de un espiral de despropósitos que afectarán al propio Andreas, que se verá incapacitado para devolver el dinero cada vez que está en disposión de hacerlo.

El ascenso desde los lúgubres e insalubres bajos fondos hacia la luminosa y esplendorosa París está lleno de trampas: mujeres hermosas, restaurantes fastuosos, viejas amistades muy oportunas,... Y por supuesto antros de lujuria y de perversión. Las tentaciones son excesivas y todo individuo tiene sus flaquezas: Andreas deberá lidiar con todas ellas con el fin de cumplir la promesa, pero el sino se ceba con él y la totalidad de sus intentos parecen tornarse fallidos.

'Va ser així que Andreas va veure que aquella noia tenia
unes cames molt boniques i duia unes sabates sense taló molt fines,
i recordà aquells temps mig oblidats en què ell mateix
havia acariciat cames com aquelles i besat peus com aquells;
però ja no es recordava de les cares, de les cares de les dones,
llevat d'una, d'aquella per la qual va anar a parar a la presó.'

Opinión:

La lectura es muy breve, tanto que no la he disfrutado con plenitud. El ritmo es a veces tan rápido que uno echa en falta algo más de sosiego y de detalle para implicarse con la cruzada de este tierno borrachuzo. Andreas, al igual que el propio Roth, es un bebedor empedernido. La lucha contra sus demonios particulares (algunos de los cuales atisbaremos en las páginas del relato) le llevarán a defallecer justo cuando tiene el éxito a mano. El tono de la novela, premonitorio, cíclico y aciago, está lleno de alusiones y referencias a la religión.

En esta novela suceden diversos milagros, uno detrás de otro, pero nuestro obcecado protagonista se niega a creer en ellos. Roth hace de Andreas el vivo ejemplo de los vicios humanos, aquellos que nos desvían de nuestro camino en forma de hermosas señoritas y de apetecibles y pantagruélicas comilonas. Destacado autor centroeuropeo del siglo XX se le ha comparado a veces con Stefan Zweig pero su estilo es muy diferente: la pausa, la sutileza y el sarcasmo edulcorado del escritor vienés se vuelven aquí brío e ironía refinada (no exenta de moralina), contando en apenas cien páginas lo que Zweig seguramente hubiese narrado en un libro del doble de extensión.

De todas formas he disfrutado de la lectura de “La llegenda del sant bevedor”: la sinopsis de la contraportada me atrapó de primeras y quise indagar entre sus páginas para profundizar, si bien es cierto que me hubiese gustado encontrar algo más. Se me ha antojado demasiado corto para empatizar y conocer al cien por cien a un personaje que merecía un mayor desarrollo, más aventuras y quizás un plus de sensibilidad literaria más allá de esa sentencia final tan extraordinaria 'Que Déu ens doni a tots nosaltres, bevedors, una mort tan senzilla i bonica!'

Ficha:

"La llegenda del sant bevedor" - Joseph Roth
El cercle de Viena (978-84-8330-496-9)
93 páginas

2 comentarios:

  1. Mira que es un libro cortito, mi toma de contacto con el autor y una gran lectura. Esas vueltas que da para devolver o no devolver, ese mini retrato casi polaroid que deja en sus palabras me hizo seguir buscando la obra del autor.
    Me alegra ver que no soy la única que lee estas cosas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto totalmente tus apreciaciones. Como novelita tiene muchos giros y gran cantidad de situaciones que funcionan de maravilla, pero como todo lo bueno se nos antoja breve ;)

      Un besazo!

      Eliminar