3 sept. 2015

Canciones de amor a quemarropa de Nickolas Butler

Portada de Canciones de amor a quemarropa de Nickolas Butler
autor: Nickolas Butler
edición: Libros del Asteroide (2014)

tres estrellas

Tenía muchísimas ganas de leer “Shotgun Lovesongs” de Nickolas Butler. Nada más aparecer como novedad le eché el ojo en la librería; las ediciones de Libros del Asteroide son mi perdición y su bonita portada y la sinopsis del libro captaron de inmediato mi atención. La amistad siempre ha sido uno de mis temas literarios favoritos y la promesa de un grupo de jóvenes en la treintena rememorando tiempos pasados resultó ser un imán cuya atracción no pude evitar, así que moví mis hilos para hacerme con él.

Sinopsis:

Lee Sutton es una estrella de la música a nivel mundial: bajo su alter ego de Corvus vende millones de discos a lo largo y ancho del planeta. Mantiene su imagen dura de rockero (pálido, rubio y lleno de tatuajes) a lo largo de sus interminables giras, pero una vez finalizadas estas le gusta volver al pueblo donde se crió, a Little Wing. Allí encuentra un remanso de paz e introspección que le permite descansar, reencontrarse con viejos amigos e incluso recorrer los campos sin arar a lomos de su viejo John Deere. Harry Brown está casado con Beth y es padre de dos críos. Hombre atento y marido modélico se encarga de sacar adelante a su familia con el negocio familiar heredado de sus padres: una vieja granja con múltiples terrenos y con una explotación lechera. Su talante trabajador, pausado y realista hace de él un elemento muy querido en la comunidad de Little Wing.

Ronny Taylor es alcohólico. Se dedicaba a los rodeos hasta que una caída estando ebrio dio al traste con su salud y en consecuencia con su carrera en el espectáculo. Como consecuencia de este altercado tuvo una hemorragia cerebral que lo dejó algo tocado. Desde entonces sobrevive en el pueblo gracias a la beneficencia de sus vecinos. Lee es su mejor amigo y desde la distancia se desvive porque no le falte de nada. Kip Cunningham se fue del pueblo en busca del éxito. Tras ocho años trabajando como corredor de materias primas en Chicago vuelve a sus orígenes habiendo cumplido su sueño de triunfar. Una vez establecido en el núcleo rural se dispone a darle un impulso y decide comprar la vieja fábrica de piensos para remodelarla y hacer de ella un punto de encuentro. Algo alejado del estereotipo de tipo duro y sin sentimientos que de él se han formado el resto de sus compañeros resulta ser el más nostálgico del grupo, llevando siempre consigo un almanaque de granjero que topa de lleno con sus ideales fundamentados en las teorías macroeconómicas. Eddy y los hermanos Giroux completan el grupo de amigos que estudiaron juntos en este pequeño reducto de Wisconsin de apenas mil habitantes.

La boda de Kip volverá a unirlos a todos de nuevo. Se darán cuenta entonces que han pasado muchos años desde aquellos alegres recuerdos de juventud, que el futuro les ha deparado sentimientos y situaciones que apenas creían posibles años atrás. Toparán de lleno con una realidad que dista mucho del ideal bucólico que atesoraban respecto a su camaradería. Esta es una novela de personajes y de sentimientos, baza que Butler sabe jugar a su favor para desarrollar las intrigas de unos individuos que intentan sobrevivir y prosperar en una pequeña comunidad rural donde todos se conocen y donde (casi) todo se sabe.

'Porque en la cima de esos viejos silos de cemento y de madera
habíamos descubierto trechos angostos donde tumbarnos boca arriba
a contemplar las estrellas, beber cerveza, fanfarronear, soñar'.

Opinión:

El título de la novela hace referencia al primer álbum publicado por Lee, un disco que compuso plasmando buena parte de los sentimientos que lo asaltaban tras una dura época. El libro de Butler es algo parecido a este disco: un bello e idílico envoltorio que esconde dosis de dura y no siempre perfecta realidad. El autor nos presenta la vida entendida como una balanza kármica, donde los actos buenos compensan a los malos y a la inversa. Porque los sentimientos y las personas somos imperfectos. De ello trata esta novela.

Cada capítulo viene encabezado por una letra, la inicial del nombre de cada uno de los amigos que componen este heterogéneo grupo. A través de sus propias voces y las de sus compañeros llegaremos a reconstruir en cuerpo y alma a cada uno de estos polifacéticos personajes. Butler se esfuerza por dar una voz particular a cada narrador, un tono que lo distinga del resto. Si bien algo cursi y no exenta de tópicos, la prosa del autor es efectiva. El libro se lee fácil y posee las dosis justas de melodrama para empatizar con sus protagonistas. Ante todo se trata de una historia sincera que ahonda en los estragos que el pasado puede hacer cuando vuelve al presente.

Cuando afronté su lectura tenía en mente la maravillosa película “Beautiful girls”. Menos redonda y con menor presencia de personajes femeninos (añoro roles como los interpretados por Uma Thurman, Natalie Portman o Rosie O’Donnell) la obra que nos ocupa nos adentra en una fría comunidad rural de costumbres algo típicas que conocemos de antemano gracias a los innumerables telefilmes dominicales que nos la han retratado con anterioridad. Los amaneceres y las puestas de sol se disfrutan aquí encaramados a los enormes silos de cereal, como si de rascacielos campestres se tratase, con hermosos colores y matices que el autor traza con su pincel. El resultado global es placentero: el libro se lee de un tirón y en ocasiones logra tocar la fibra. Se trata sin duda de un buen debut literario, de un cálido refugio cuando necesitamos leer algo fácil y sin demasiadas pretensiones.

Ficha:

"Canciones de amor a quemarropa" - Nickolas Butler
Libros del Asteroide (978-84-15625-99-5)
336 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario