27 oct. 2015

Paranoia de Franck Thilliez

Portada de Paranoia de Franck Thilliez
autor: Franck Thilliez
edición: Destino (2015)
género: thriller psicológico

cuatro estrellas

El otro día debatía con un amigo sobre el significado de literatura, no como concepto abstracto sino como calificativo de un libro. Todos tenemos claro que libros clásicos como “Madame Bovary”, “El Quijote” o “Guerra y paz” son literatura. ¿Pero qué pasa con los libros actuales? ¿Tienen que ser obras cultas y densas para ser consideradas como tal? Mi amigo me hizo ver que no, que no es necesario ser tan estricto en la aplicación de dicho calificativo. ‘Para mí literatura es todo aquel libro que me entretenga mientras lo leo, que cumpla su función de evasión y de entretenimiento’ me dijo. Ante tal sentencia no se me ocurrió réplica alguna.

Pues bien, “Paranoia” de Franck Thilliez es literatura (y de la buena) si atendemos a la consideración antes expuesta. Me costó un poco entrar en la historia pero una vez esta se fue encauzando captó de lleno mi atención y durante unos días (en los trayectos de tren de ida y vuelta al festival de Sitges) ha resultado ser una lectura adictiva. Lo cierto es que incluir en la trama una especie de juego de rol me ha hecho rememorar las partidas nocturnas en casa de un amigo y ha allanado el terreno para lograr que conectase emocionalmente con el libro. Aunque debo aclarar que el juego de rol es una mera circunstancia argumental que sirve como telón de fondo para la acción propiamente dicha. Estamos ante una historia con una acción trepidante, que invita a leer sin pausa alguna. Debemos profundizar en un misterio que evoluciona de forma constante y en el que el autor nos deja pistas como si nosotros fuésemos también concursantes.

Sinopsis:

Alpes franceses. Los cuerpos de ocho jóvenes brutalmente asesinados aparecen en un refugio de alta montaña, junto a un lago. Cuando el suboficial de policía Pierre Boniface y su compañero acuden junto con el guía de montaña para examinar el escenario del crimen se encuentran con Lucas Chardon. El joven está desorientado y cubierto de sangre. Parece un animalillo herido y asustado y repite una y otra vez que no recuerda nada de lo sucedido.

Ilan Tresserres se despierta sobresaltado tras tener una terrorífica pesadilla. Ilan vive solo en un caserío algo apartado tras la trágica muerte de sus padres. Ambos eran científicos especializados en neurociencia y estaban a punto de realizar un gran descubrimiento. El joven sobrevive día tras día intentando superar el dolor que le provoca la pérdida de sus progenitores. Además últimamente ha padecido algunos problemas de salud que se manifiestan con serias lagunas mentales sobre su pasado. Un buen día reaparece en su vida Chloé Sanders, antigua exnovia que rompió la relación apenas hace un año. Las motivaciones de ella para volver a visitarlo tienen que ver con un extraño juego llamado Paranoia.

300.000 euros es la promesa de un juego de rol en apariencia inofensivo para quien logre resolver su misterio. Ilan y Chloé eran asiduos a esparcimientos de este tipo y se conocieron hará unos años en el transcurso de uno de ellos. Una vez juntos se introdujeron en Paranoia y durante un tiempo formaron pareja. Hasta que la tragedia sacudió a Ilan. Entonces él se desinteresó por los acertijos. Y ahora Chloé quiere retomar la investigación en un punto que ella cree cercano al desenlace. La próxima pista les conduce a París, en un par de días y requiere la ayuda de Ilan para seguir las pesquisas. Pero la promesa del premio en metálico supone enfrentarse a los miedos más profundos de cada uno (eso es lo que reza el eslogan de Paranoia), algo a lo que Ilan se verá arrastrado pese a sus reticencias iniciales.

'Era una especie de selección, un juego dentro del juego.
Después de aquel anuncio abandonaron muchos como tú,
y sólo los más perseverantes pueden encontrar ahora
la verdadera entrada de Paranoia. El juego está por todas partes,
basta con estar atentos.'

Opinión:

Desconozco el porqué de la decisión de traducir el título de esta novela, que en su versión original se denomina “Puzzle”. Ese título no requiere traducción alguna debido a la universalidad del vocablo y según mi humilde opinión creo que expresa mejor el concepto que subyace tras la novela. Porque este libro es un juego, un rompecabezas que el autor nos plantea y para la resolución del cual nos proporciona información y diversas pistas (no todas fidedignas). La trama se subdivide en múltiples capas que desembocan a su vez en otras subtramas, como un laberinto con varios niveles, todo ello orbitando alrededor de dos personajes masculinos, Lucas e Ilan, que guardan oscuros secretos. Construir todo este universo de locura y dolor requiere paciencia y un cierto esfuerzo pero es muy gratificante una vez se alcanza la página final.

Como ya he comentado esta novela pondrá a prueba nuestra cordura. La prueba decisiva de Paranoia llevará a los ocho finalistas (entre los que están Ilan y Chloé) a un escenario fantasmagórico repleto de recuerdos y también de peligros. Porque en cuanto aparece la sangre el torneo deja de ser inofensivo para convertirse en algo más violento y macabro. Todo está ideado para poner a prueba la entereza mental de los participantes y también la nuestra. ’ Todo es real pero no es la realidad’ repite a modo de mantra profético el autor en sus páginas. El resultado global es una desconcertante lectura en la que dudaremos en diversas ocasiones sobre qué es tangible y qué es pura ficción ideada por una malvada entelequia.

Sabemos de antemano qué vamos a encontrar en “Paranoia”. Al igual que al leer a Dan Brown atisbamos que los laberintos y subterfugios creados por el autor nos conducirán a conspiraciones, personajes malvados y ciudades hermosas, es fácil deducir qué afrontaremos en la obra de Thilliez. Estamos pues ante una buena historia de misterio. Es posible que en unos meses apenas recordemos a sus personajes, su trama o incluso el final. Lo mismo me pasa a mí con Brown. Pero durante el trayecto literario el texto habrá cumplido con creces su función: entretener y mantenernos atentos, incluso en tensión. Y por ello certifico que “Paranoia” es literatura de la buena, pues cumple a la perfección la labor para la que fue diseñada, dotándola además de un plus de complejidad que tiene como resultado un thriller apasionante. Y eso es de agradecer.

Ficha:

"Paranoia" - Franck Thilliez
Traducción de Joan Riambau
Destino (978-84-233-4922-7)
491 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario