3 nov. 2015

Los que duermen de Juan Gómez Bárcena

Portada de Los que duermen de Juan Gómez Bárcena
autor: Juan Gómez Bárcena
edición: Salto de Página (2012)

tres estrellas

Reconozco que siento predilección por los libros de la editorial Salto de Página y que Jon Bilbao tiene buena parte de culpa, no en vano todo lo que ha publicado esta editorial del autor es maravilloso. Es lógico pues que cuando voy a la caza de libros de segunda mano el diseño de sus lomos sea uno de los primeros en captar mi atención. En una de esas excursiones hallé un volumen intacto de “Los que duermen” de Juan Gómez Bárcena. La ilustración de portada de George Grie ya disparó mis expectativas, pero el hecho de descubrir en él relatos cortos de diversa temática no hizo sino darme el empujón necesario para llevármelo a casa.

Sinopsis:

En las apenas 120 páginas que tiene este libro descubrimos un conjunto de relatos cortos, microcuentos incluso, que versan sobre muy diversos temas. La mayoría de ellos tienen en común entre sí algún hecho acontecido de carácter fantasioso o bien alguna reflexión que se aleja de la realidad más tangible si bien afecta de lleno a lo cotidiano. Narradas en diferentes formatos y estilos (desde el punto de vista de un ensayo sociológico hasta unas breves memorias pasando por el relato histórico) estas historias están llenas de imaginación y de sentimiento.

Una joven princesa viaja a lugares remotos e inexplorados para reencontrar a su amor, recientemente fallecido. Un monarca que peregrina hasta los confines del mundo en busca de los dioses de la creación. Una misteriosa tierra donde sus habitantes solo pueden pronunciar las palabras por las que previamente han pagado. Los entresijos de un zigurat que esconde entre sus muros mosaicos capaces de predecir el futuro. La historia de Troya y de Aquiles vista desde otro punto de vista.

Estos son algunos de los imaginativos puntos de partida para unas fábulas que se pueden leer de una sentada o bien en pequeñas dosis, preferentemente antes de ir a dormir, beneficiando así que las simientes que siembran en nuestro subconsciente fructifiquen más tarde en los sueños. Porque no se trata de cuentos vacíos e inocuos. Su repercusión va más allá del simple caracter estético de los mismos y nos plantean temas y dudas que desde siempre han preocupado a la humanidad. Son pues relatos que tienen una repercusión global, que tratan dilemas que afectan directamente al raciocinio de cualquier individuo y por ende a todos los que le rodean.

'Sobrecogidos por la sospecha de su mortalidad, pálidos de terror,
los dioses balbucearon sus primeras palabras. Ellos, los dioses mudos,
los dioses arrogantes, silenciosos, inmortales, tuvieron el tiempo justo
para pronunciar un puñado de palabras, hermosas o cobardes, que nadie escuchó.
Después se disiparon en el aire como humo o como sueño,
como si nunca hubieran existido.'

Opinión:

“Los que duermen” es una lectura entretenida y diferente. Cada texto breve deja tras él un poso que nos invita a pensar y a filosofar sobre temas nada baladíes. La disparidad de sus temáticas no hace sino ampliar el abanico de gustos, asegurando así que todos los lectores encuentren alguno de su agrado. Porque, como es normal, en todo conjunto de relatos unos destacan y nos gustan más que otros. A mí personalmente me han deleitado los del principio, mientras que los del final, a medida que perdían el elemento fantástico, quizás no me han calado tanto.

Por mi parte he disfrutado mucho leyendo como una curiosa costumbre antropológica, la de pagar por los vocablos, se transforma en una feroz crítica de las sociedades en las que los ricos tienen el poder. El hecho que Hitler regale una ciudad a los judíos se trasmuta aquí en una tremenda (a la par que poética) alegoría del exterminio, una mentira oscura y deleznable ornamentada y decorada con gran primor. ¡Y qué decir de las momias germanas! La verdad es que algunos de sus relatos me han encantado.

Este libro sorprende pero no engaña a nadie. Ya desde el primer relato nos da las pautas de lo que encontraremos en el resto de las páginas: fantasía, humor surrealista (al estilo de Borges o Cortázar) y temas profundos escondidos bajo fábulas más o menos triviales e inofensivas. Todo tiene cabida en sus páginas. La esencia de la existencia humana, el relativismo más extremo, los viajes en el tiempo,... El autor nos agasaja con un montón de ideas (breves, eso sí) que harán volar nuestra imaginación tal y como hace la ilustración de la portada. Es por ello que merece la pena leer este conjunto de relatos, para soñar y dejarse llevar, para huir de multitud y buscar la propia libertad, para no acabar convertido en uno de “Los que duermen”.

Ficha:

"Los que duermen" - Juan Gómez Bárcena
Salto de Página (978-84-15065-35-7)
123 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario