18 abr. 2016

La galería de espejos de Gloria T Dauden

La autora presentando su libro La galería de espejos
autor: Gloria T Dauden
edición: Kindle (2012)

tres estrellas

Dice Víctor Conde en el prólogo que Gloria T Dauden no es una escritora de fantasía sino de sueños; no puedo estar más de acuerdo con él, aunque yo añadiría que es una tejedora de sueños oscuros. Sus relatos breves son simas profundas en las que habitan seres de toda índole: damas hermosas, héroes aguerridos, brujas silvanas, hadas y multitud de criaturas surgidas de la fantasía, la mitología y el arte. La galería de espejos es un compendio de dieciocho relatos que, ante todo, busca emocionar al lector y dar rienda suelta a sus sentimientos.

Cuando la autora me cedió libremente su obra para que la reseñase, de eso hace ya unos meses, encontré en sus páginas un mundo lleno de fantasía y rebosante de imaginación. Debido a mi reticencia con los dispositivos electrónicos (leer en ebook es algo que me cuesta horrores) la reseña se ha ido postergando cada vez más. Desde este humilde blog un servidor quiere pedirle disculpas a la autora por la tardanza; es de agradecer la amabilidad de esos escritores que ceden sus obras para que los demás podamos disfrutarlas. Y como lo prometido es deuda he aquí la reseña, aunque con algo de demora.

Sinopsis:

En este caso no voy a entrar al detalle de cada uno de los dieciocho relatos, sino que daré unas pinceladas de los conceptos generales que abordan o bien de aquellos que me han parecido más meritorios. Porque como en todo conjunto de relatos unos gustarán más y otros menos. Pero de lo que no hay duda es que las historias de Gloria T Dauden están llenas de personajes femeninos muy potentes: hadas, valquirias, doncellas y brujas. Ellas son las grandes protagonistas de esta galería de narraciones tan portentosa en su aspecto visual. Sirva de ejemplo el personaje de un hada que ha sido brutalmente arrancada de entre los suyos y que sueña con volver a ver el lago; estamos ante una excelente metáfora de como la vida actual anula la imaginación y de como la realidad puede convertirse en una prisión.

La galería de espejos, el relato que da título al libro, es uno de mis favoritos. La autora hace gala en esta historia de un dominio absoluto del carácter empático de sus palabras versus el lector. Estamos ante un texto de una sensualidad apabullante, un universo etéreo surgido de lo pictórico en el que se entremezclan lo bello y lo oscuro, un lugar donde todo tiene cabida, desde las pulsiones más animales a las caricias más tiernas. Este relato bebe de la mitología y del arte a partes iguales y se convierte en un festín digno del mismísimo Baco.

Igualmente destacable es el relato Ojos cerrados, un texto estremecedor y lleno de sentimientos encerrados. Por mi parte me he quedado con ganas de conocer más profundamente a personajes como Rubí y Jade, dos brujas que apenas se han metamorfoseado en mi mente y de las que quisiera conocer mucho más. Y es que uno de los dones de la autora es el de crear personajes atractivos y con un innegable poder de fascinación.

'El chico sonrió. Despacio destapó el tarro y lo volcó con cuidado.
Lidess miró su mano enorme con desconfianza. Él la apartó
y el hada salió, despacio, con pasos temblorosos.
Nada más pisar el exterior lanzó un chillido de alegría
y dio varias vueltas sobre si misma.'

Opinión:

Dice la autora al final del libro que le encantaría parecerse a Karin Tidbeck. Dicho esto entiendo muy bien sus inquietudes y la riqueza visual a la que aspira (y de la que ya hace gala en buena parte). Tidbeck es una autora formidable, una arquitecta de historias asomobrosas repletas de sutileza y de emoción. Un servidor pudo conocerla en Gigamesh durante la presentación de esa maravilla que es Jagganath; además tuve el honor que me dedicase un ejemplar que guardo en casa cual incunable.

Gloria T Dauden tiene el mérito de haber conseguido que le pierda el miedo a los relatos excesivamente cortos. Soy muy aficionado a los cuentos y a la narrativa breve (algunos de mis autores favoritos son pródigos en ese género) pero hasta ahora desconfiaba de los textos demasiado breves. La autora tiene la capacidad de condensar en apenas unas páginas la presentación de unos personajes y una trama que va in crescendo y que le permite desarrollar a sus protagonistas. Muchos relatos acaban de forma brusca. Pero he aquí la gracia: consiguen generar en el lector la sorpresa, la emoción o la desilusión que la autora desea. Los cuentos no quedan pues inacabados, sino que se convierten en minúsculas esferas que atesoran en su interior pequeños mundos de fantasía.

Mi reticencia inicial a leer en ebook se debía en gran parte a que mis primeras adquisiciones no fueron del todo satisfactorias; y es que no es oro todo lo que reluce en Amazon. Pero en el caso de Gloria T Dauden es diferente: sus relatos están construidos con una material precioso, la imaginación, si bien no exento de una pátina oscura y melancólica. Pero tal minucia no menoscaba ni un ápice su disfrute, porque en la desesperación también hay belleza. Y para justificarlo me remito a una entrevista que le hicieron a la solista de uno de mis grupos favoritos, Alison Goldfrapp, en la que comentaba que su madre le recriminaba que las canciones de su primer álbum fuesen tan tristes y oscuras. En este punto coincido al cien por cien con la respuesta que le dio su hija: si no fuesen tristes, no serían tan hermosas.

Ficha:

La galería de espejos - Gloria T Dauden

Para saber más podéis visitar su web

No hay comentarios:

Publicar un comentario