24 abr. 2017

El Club de los Gourmets de Junichirō Tanizaki

Portada de El Club de los Gourmets de Junichirō Tanizaki

Junichirō Tanizaki es uno de tantos escritores japoneses de los que, hasta el día de hoy, no había leído nada. Llevaba tiempo intentando subsanar dicha situación cuando el destino quiso que esta hermosa edición de "El Club de los Gourmets" publicada por Gallo Nero cayese en mis manos. Una vez abordada su lectura no puedo sino arrepentirme de no haber descubierto antes a este autor, piedra angular de la literatura japonesa contemporánea. De su novela valga decir que es un auténtico placer, un sensual banquete para los sentidos.

Sinopsis:

El Club de los Gourmets está formado por cinco hombres. Todos ellos ansían descubrir nuevos platos e intentan por todos los medios hallar cocineros que les ofrezcan sabores auténticos y novedosos. La cocina es para ellos un arte comparable a la poesía, a la música o la pintura y les permite alcanzar una especie de éxtasis. Para estos cinco sibaritas el deleite de una buena mesa es equiparable al gozo de estar acompañado por una geisha de primera categoría.

Pero todo placer tiene su lado oscuro. El hambre salvaje que los corroe acaba derivando en dolencias y enfermedades asociadas a los excesos (diabetes, dilatación gástrica,...) y su aspecto exterior también se ve resentido; dice el autor que se asemejan a patos cebados y a cerdos guisados de relucientes mejillas. Tal es la devoción de estos individuos que no temen a la muerte mientras haya manjares dispuestos en la mesa de su porvenir. Su existencia dará un giro radical cuando el conde G, uno de los integrantes de este selecto grupo, visite la misteriosa y extraña Casa de Chechiang.


Me atrevería a decir que los miembros
del Club de los Gourmets amaban tanto
los placeres de la mesa como los del
dormitorio. Eran una banda de haraganes
sin más ocupación que el juego, las mujeres
y el gusto por la buena mesa.

Opinión:

La filosofía epicúrea llevada al extremo; ese es el modus vivendi de este grupo de hombres que se dedica en exclusiva al juego y al buen comer. Los miembros del club buscan una cocina que haga estremecer la carne para permitir al espíritu alcanzar el cielo. Y Tanizaki logra un efecto similar a través de su prosa. Poético y hermoso, contenido pero punzante como la hoja de un samurái, el texto está repleto de ironía y de sutiles metáforas que hacen que la experiencia lectora trascienda más allá del simple entretenimiento.

El autor ahonda aquí en las sensaciones, destila los elementos literarios y los sublima en el manjar minimalista pero delicioso que es este relato breve. La frescura que envuelve a sus párrafos está perfectamente complementada por los dibujos simples pero evocadores de Yoko Nakajima, unas ilustraciones que, como un plato de alta cocina, mezcla con maestría los ingredientes con una exquisita presentación. No es este un libro apto para todos los paladares, pues hace falta tener una sensibilidad especial y saber deleitarse con el tempo de los relatos orientales. Pero debido a su brevedad (se lee de una sentada) creo que merece la pena dejarse embriagar por él. Acompañad pues al conde en su andadura nocturna en pos del placer y permitid que los manjares más sublimes os lleven al séptimo cielo culinario.

- sensual viaje gastronómico -
★ ★ ★ ★
Ficha:

"El Club de los Gourmets" - Junichirō Tanizaki
Traducción de Yoko Ogihara y Fernando Cordobés
Ilustraciones de Yoko Nakajima
Gallo Nero Ediciones (978-84-16-5292-6-1) - 2016
76 páginas

Otros links:
Blog Visual: El Club de los Gourmets (美食倶楽部) de Junichiro Tanizaki

2 comentarios:

  1. Gracias por descubrírmelo con tan vivida reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas!

      Espero que lo disfrutes, es un gran libro. Y muchas gracias por tus palabras.

      @pancromatic

      Eliminar