28 may. 2012

Las estrellas mi destino

autor: Alfred Bester
edición: Gigamesh (2009)

Alfred Bester fue un autor poco prolífico. En los años 50 publicó dos éxitos incontestables "The Demolished Man" y la novela que aquí reseñamos "The Stars My Destination". Hasta mediados los 70 no volvería a publicar nada más, pero sus obras tardías apenas tuvieron repercusión. De todas formas está considerado uno de los grandes de la literatura sci-fi, no en vano ganó el premio Hugo por el lejano año 1953.

Sinopsis:

El héroe de esta epopeya es Gulliver Foyle. El autor nos lo presenta en una situación límite: sobrevive enclaustrado en un compartimento en medio del espacio, entre los restos de un accidente. Mediante arriesgadas incursiones al espacio, Gully recupera de los escombros aquello que le permita vivir unos días más. El instinto de supervivencia le mantiene vivo a la espera de que llegue un rescate. Finalmente otra nave de su misma corporación llega hasta los restos del accidente, pero haciendo caso omiso de las señales de socorro del náufrago espacial lo abandona a la deriva. Es en este momento cuando el protagonista sustituye el ansia de supervivencia por un sentimiento mucho más fuerte: el de venganza.

'El ácido de la furia corrió a través de su cuerpo...
...precipitando una cadena de reacciones que harían de Gully Foyle una máquina infernal.
Era un hombre dedicado a una causa.
-Vorga, te mataré, maldita.'

A partir de aquí Gully sigue un laborioso plan que le llevará a visitar diferentes lugares y a conocer diferentes personajes: se codeará con la alta sociedad, pero también con la peor chusma, digna del mejor universo 'cyberpunk'. Su objetivo final será desenmascarar a quien dio la orden de abandonarlo a su suerte en medio de la nada. Para ello adoptará el rol de su alter ego Fourmyle de Ceres, intentando esconder su lado más salvaje, encarcelando al tigre que lleva dentro para no ser desenmascarado hasta que llegue el momento idóneo.

Opinión:

El autor toca en esta historia todas las teclas del género de ciencia-ficción, sin decantarse por ninguna en particular para intentar cohesionar los cimientos de la trama. Esa amalgama algo inconexa, junto con una escritura visceral en exceso, errática e incluso anárquica por momentos, acaban lastrando la obra. Si en un capítulo asistimos a la recreación de brillantes elementos futuristas (pozos antigravedad de lanzamiento, granjas marcianas de bacterias,...) en el siguiente Bester es bien capaz de presentarnos elementos típicos de la literatura gótica del s.XIX (fortalezas, catacumbas, monasterios,...). La sorprendente sucesión de episodios brillan por si mismos de forma aislada, pero es difícil ver en ellos un conjunto homogéneo.

De todas formas no debemos restarle méritos a esta obra de Bester pues desde su publicación se ha ido ganando a pulso el formar parte de los clásicos de referencia en cualquier biblioteca sci-fi que se precie. Sobretodo gracias a un final potente, con un buen giro que nos aporta luz sobre el extraño personaje llameante que vaga errático por las páginas de este libro buscando venganza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario