31 ago. 2012

La oscuridad más allá de las estrellas

autor: Frank M. Robinson
edición: Ómicron (2007)

Tema recurrente en la literatura sci-fi, los viajes espaciales intergeneracionales han suscitado siempre un gran interés. La vida a largo plazo en el espacio conlleva una serie de problemas y sus consiguientes adaptaciones, dilemas que han dado mucho juego a la imaginación de los escritores. Frank M. Robinson nos proporciona su visión en esta novela de sugerente título: "The Dark Beyond the Stars".

Sinopsis:

Cuando nuestro protagonista despierta tras un grave accidente apenas recuerda nada de su pasado, excepto aquello que le explican sus compañeros: su nombre es Gorrión, tiene diecisiete años y forma parte de la tripulación de la Astron, una nave cuya misión es contactar con especies alienígenas. Una vez de vuelta al trabajo Gorrión se verá en la coyuntura de tener que aprender de nuevo muchas cosas, algunas de las cuales le resultaran extrañamente innatas. Además sus compañeros no siempre estarán por la labor de refrescarle la memoria; nuestro protagonista comenzará a albergar sentimientos contradictorios al no poder discernir en quien puede y en quien no debe confiar.

'No recordaba nada más, pero supe que la primera vez que había perdido la memoria
había ocurrido de forma natural, nadie me lo había provocado.
Y también supe que meses después, en mi vida en el sueño,
recuperaría todos mis recuerdos y viviría mi vida como antes del accidente.'

En pro de la misión la nave se dispone a adentrarse en una vasta zona oscura del espacio, una región misteriosa y jamás explorada que esconde la promesa, tras multitud de intentos infructuosos, de hallar sistemas con planetas aptos para albergar formas de vida. Quizás sea la última oportunidad que tenga la tripulación, pues el paso del tiempo ha ido deteriorando la nave y malbaratando sus recursos. El momento en que la pequeña comunidad de la Astron se colapse y deje de ser autosostenible puede llegar en cualquier momento. Este arriesgado viaje divide a la tripulación en aquellos que ven en ello una gran oportunidad y los que lo ven como un final seguro y premeditado. La tensión es tal entre las dos facciones que el conflicto parece a punto de estallar si nada o nadie pone remedio.

Opinión:

La búsqueda de vida inteligente, el descubrimiento de nuevos mundos, los viajes espaciales intergeneracionales,... Todos estos aspectos se encuentran aquí amalgamados, conformando los pilares de la novela. El autor nos presenta una nave estelar comandada por un hombre atípico cuya responsabilidad es llevar a cabo una misión de vital importancia para la humanidad. Robinson dedica un gran esfuerzo a presentar una estructura sociocultural creíble para la tripulación de la nave; a lo largo de las generaciones que se suceden en la Astron temas tan triviales como la vida y la muerte, el sexo o los hábitos cotidianos ascienden a otro nivel más complejo. En este 'Gran Hermano' espacial vemos con interés como las generaciones posteriores están fuertemente influenciadas por sus raíces, manteniendo anclajes emocionales con antepasados y lugares que jamás han conocido.

'Pocos de vosotros conocéis el estado de la Tierra en la época del Lanzamiento.
Era un planeta agotado, un mundo de colonizadores de la frontera sin fronteras que alcanzar,
un mundo que dudaba del valor de su existencia
porque su propio sistema planetario había resultado estéril.'

Los fluctuantes estados de ánimo de los protagonistas, así como las facciones poco definidas y algunos personajes principales carentes de peso argumental, generan demasiadas dudas en la comprensión de la trama y acaban desvirtuando el relato a pesar de que su base argumental es muy buena. La lectura resulta a veces errática, repetitiva e incluso infantil, aunque quizás una traducción no muy acurada tenga parte de culpa. Si a ello le sumamos el gusto que tiene Robinson por las diatribas religiosas y las tendencias psicológicas poco acertadas el resultado es que queda en el lector un regusto amargo semejante a la decepción.

La lectura es amena y entretiene, pero la sensación general es que una mayor profundidad y definición de los personajes, así como un mejor manejo de los pasajes narrativos en los momentos cercanos al clímax hubiesen contribuido a mejorar mucho la novela. La puntilla la pone el final del libro; se me antoja trivial en exceso, más típico de un 'blockbuster' cutre con secuela previsible que de una obra literaria con un planteamiento inicial tan ambicioso como el que nos ha dejado vislumbrar el oasis que son las primeras páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario