15 sept. 2012

Eterna

autor: Guillermo del Toro y Chuck Hogan
edición: Suma de Letras (2011)

Con "Eterna" el dúo formado por Guillermo del Toro y Chuck Hogan cierran su interesante trilogía sobre la oscuridad. ¡OJO! a partir de este punto hay spoilers sobre los libros anteriores. En un mundo apocalíptico, sumergido en una eterna penumbra post-nuclear, los vampiros tienen subyugada a la raza humana y la utilizan para su propio bien: ya sea como esclavos, como mano de obra o como ganado para obtener su ansiada fuente de vida, la sangre. A pesar de la aparente normalidad el orden natural ha cambiado; ahora son los humanos los que están en lo más bajo de la cadena de alimentación.

Sinopsis:

Tras la victoria del Amo y la propagación de su virus vampírico por todos los rincones del planeta, el panorama para los pocos humanos libres que quedan es desolador. Tras el desastre nuclear una penumbra perpetua oscurece el cielo y las almas; densas nubes de polvo y radiactividad impiden vislumbrar el sol salvo unas pocas horas cada día. Aún y así estas breves horas de tenue luz apenas proporcionan esperanza a la raza humana, que vive ahora agazapada, escondida en los más recónditos agujeros de las maltrechas ciudades: organizados en pequeños grupos de resistencia intentan sobrevivir a la barbarie y a la oscuridad. Pero el paso del tiempo y el poder del Amo juegan en su contra, y sus fuerzas se ven mermadas poco a poco.

'Y así transcurrían las cosas. La gente iba a trabajar, veía la televisión, comía y se iba a la cama.
Pero en la oscuridad y en el silencio, gemía y se agitaba, sabiendo muy bien que
los que estaban junto a ellos -incluso quien compartía su misma cama-
podían desaparecer súbitamente...'

En este contexto encontramos a los doctores Ephraim Goodweather y Nora Martínez, al exterminador Vasily Fet, el pandillero Gus y el misteriosos señor Quinlan, quienes lejos de conformarse con malvivir sometidos buscan exterminar de raíz el mal que asola al mundo. Y para ello deben eliminar al Amo, acabando así la labor por la que sacrificó su vida el profesor Abraham Setrakian. Un arma ancestral, el 'Occido Lumen', debe guiar a nuestros héroes por el camino del éxito, pero para ello deben descifrar antes sus secretos.

Celos, pasiones, amor, traición,... Todos estos sentimientos se mezclan en el seno de los protagonistas. Cada uno defiende con uñas y dientes todo aquello que le une al pasado, lo que les ayuda a mantener la cordura y a sentirse más humanos en un mundo donde imperan las bestias sedientas de sangre. A Eph le mueve el instinto paternal de salvar a su hijo Zack, que ha sido capturado por el Amo y está llamado a desarrollar un papel vital en la historia.

Opinión:

Los autores manejan un buen pulso narrativo, directo y contundente cuando es necesario, salpicando el texto de pequeños fragmentos donde se nos presenta a una nueva clase de vampiros. Se trata de seres sobrenaturales que, al igual que sus ancestros literarios, también tienen fobias (temen a la luz, a las corrientes de agua y a la plata) pero que se han alejado del arquetipo más romántico del mito y se han transformado en seres terribles que apenas muestran vestigios de su pasado humano. Gobernados por la mente colmena del Amo obedecen todos a la vez a los propósitos del arcángel caído. Su fisonomía, su particular aguijón, su estructura social,... Todo ello aporta un aire nuevo y renovado al género de los vampiros y lo hace altamente atractivo para el lector.

En esta tercera y última parte los acontecimientos planteados en "Nocturna" y "Oscura" se precipitan hacia un desenlace que se decantará a favor de humanos o vampiros. El plan maestro se va dibujando poco a poco a medida que se masca la tensión y nos acercamos al clímax narrativo. La lectura es fácil y ágil, y los capítulos se suceden gradualmente para disfrute del lector para conducir al lector a un desenlace que promete ser apoteósico. Mi única inquietud es saber cuando el señor del Toro se lanzará a trasladar todo su imaginario a la gran pantalla, pues buen material de base no le falta, y nadie como él para construir mundos oscuros al borde del colapso. Esperemos que sea en breve, antes de que nos envuelva la oscuridad eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario