14 nov. 2016

El problema de los tres cuerpos de Cixin Liu

Portada de El problema de los tres cuerpos de Cixin Liu

No hay mejor campaña de marketing que un premio literario. Si además se trata de un galardón tan reputado como el Hugo Award a la mejor novela el éxito mediático está prácticamente garantizado. Si a eso le sumamos una nominación a los Nebula Awards, múltiples premios y nominaciones en los Galaxy Awards, la admiración confesa de personajes famosos y la difusión en medios televisivos el revuelo organizado permite que una novela de género, de ciencia-ficción en este caso, esté en boca de todos. Los lectores ávidos hace tiempo que le seguían la pista, pero para el resto de mortales Cixin Liu era un auténtico desconocido. Hasta ahora. Y es que su novela "El problema de los tres cuerpos", novela escrita en 2007 y apertura de una trilogía ya cerrada, supone la punta de lanza del desembarco de autores chinos en el panorama editorial de nuestro país.

Sinopsis:

Iniciamos la lectura inmersos de lleno en el pasado convulso del pueblo chino: un grupo de revolucionarios, la mayoría apenas estudiantes, someten a escarnio público a individuos contrarios a su ideología. Uno de los blancos de sus injurias es un profesor universitario, hombre letrado y de ciencias, que deberá soportar la humillación por parte de su propia mujer. La dureza de la escena no vaticina un final feliz para el investigador, y es que más que el ansia de revolución lo que parece mover a estos jóvenes es el odio. Un par de años más tarde la hija del profesor, también científica, se enrolará en el proyecto militar ultra secreto de Costa Roja.

Nos trasladamos hasta la actualidad para conocer a Fronteras de la Ciencia, una organización dedicada a la investigación que está rodeada de gran hermetismo y sobre la cual existen sospechas de conspiración. El Profesor Wang, físico aplicado especializado en nanotecnología, es instado a formar parte de ella para poder así ejercer de topo y desentrañar sus actividades secretas, informando de todo al ejército. Su antipatía hacia el policía Da Shi hará que se muestre reacio y poco dispuesto a colaborar, aunque unos extraños acontecimientos cambiarán su punto de vista y le obligarán a replantearse muchas cosas.

La explicación a muchos de estos dilemas subyace en lo que, a simple vista, parece un inocente juego de realidad virtual. Pero lo cierto es que Tres Cuerpos, pues así se denomina el juego, esconde un plan oculto que será revelado tan solo a unos pocos privilegiados. Estamos ante una trama que aúna diferentes niveles aparentemente inconexos, el mundo real y la realidad virtual, pero que acaban conformando una compleja e intrincada amalgama. El problema que plantea el videojuego, la baza más potente e imaginativa de la novela, se convertirá a su vez en un punto de no retorno para la propia humanidad.


Como astrofísica, Ye se oponía con firmeza
a las armas nucleares. Para ella, un poder
de esa magnitud debía pertenecer únicamente
a las estrellas.

Opinión:

Ha sido esta una lectura memorable y repleta de imaginación. El universo de Tres Cuerpos permite a su autor desplegar un arsenal de mundos paralelos que recrean con gran vivacidad y multitud de recursos la evolución de la especie humana. Especialmente ingenioso es el proceso de diseño del SO Quin 1.0 y su portentoso hardware, mientras que resulta hilarante y muy entretenido el concilio de sabios compuesto por Aristóteles, Galileo Galilei y Leonardo da Vinci que, bajo la batuta de Gregorio XIII, se dedica a quemar vivos a visionarios como Giordano Bruno.

Los personajes femeninos brillan en esta historia, sobre todo de la mano de Ye. Se nota además un enorme cariño por las antiguas tradiciones y por el pasado del pueblo chino, por muy doloroso que este haya sido, no en vano estos han marcado su evolución y han forjado su carácter. Personajes como Da Shi también son un buen gancho pero el mayor reclamo para el lector es el mundo virtual ideado por el autor: términos como era caótica y frases como ¡Deshidrataos! pasarán a engrosar el imaginario de los más acérrimos lectores de sci-fi.

Estamos ante una de las novelas más fascinantes de los últimos años. No lo digo solo yo, lo repite casi todo el mundo. Parte de su éxito recae en el magnífico trabajo de traducción realizado por Javier Altayó directamente del chino; su labor ensalza aún más la hermosa prosa de Cixin Liu. No hay que olvidar tampoco que tras la revisión de las galeradas está otro crack como Antonio Torrubia, librero diabólico y toda una eminencia en la ciudad Condal. La editorial Nova siempre ha apostado fuerte por la ciencia-ficción y la publicación de esta novela viene a reforzar el concepto que tienen de literatura. Desear desde este humilde blog muchas felicidades a tod@s los implicad@s. Respecto a la saga que nos ocupa solo espero que el resto de tomos sepan mantener el nivel que ha mostrado este, y es que la máxima puntuación otorgada es debida en gran parte a las expectativas generadas de cara a los dos siguientes libros.

- ciencia-ficción especulativa -
★ ★ ★ ★ ★
Ficha:

"El problema de los tres cuerpos" - Cixin Liu
Traducción de Javier Altayó
Nova (978-84-666-5973-4) - 2016
408 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario